Uno de los conocimientos más importantes que, debes saber sobre tus negocios es, conocer el valor del cliente.

En otras palabras, si no conoces el valor promedio de ganancias que representa un cliente, jamás podrás crear una estrategia de negocio, que haga realidad tus metas económicas.

Cuando sabes exactamente el valor del cliente y el porcentaje de conversión en un promedio de tiempo, técnicamente tu negocio se convierte en una máquina de imprimir dinero.

Por ejemplo, imagina que tienes un producto base de $25 dólares y dos productos que mejorar la experiencia del consumidor, uno con el precio de $100 dólares y el otro con $500.

Creas un embudo de ventas, y durante 4 meses lo has estado midiendo y optimizando.

En ese periodo de tiempo has generado 25 clientes, gastando $400 dólares en publicidad y dejando una ganancia de $225 dólares.

De esos 25 clientes el 30% realizo un upsell y compro el producto de $100 dólares, dejando una ganancia de $700.

Pero también, un 15% compro el producto de mayor valor el cual tiene un costo de $500 dólares, dejando una ganancia de $1500 dólares.

En total por esos 25 clientes generaste $2825 dólares, si lo dividimos por la cantidad de clientes, nos dará el valor del cliente promedio, el cual sería $113 dólares.

Ahora que sabes cuál es el valor del cliente en tu negocio, solo es cuestión de hacer números y escalar tu embudo de ventas, en base a las proyecciones estimadas generadas con un aumento del presupuesto de publicidad.

Este ejercicio también lo puedes aplicar, aun sin tener clientes y números reales. Puedes trabajar con un porcentaje de conversión que represente el peor de los casos, para mejorarlos y validar números.

Si quieres saber con qué números trabajo cuando comienzo un nuevo proyecto y como valido mis números para que generen la cantidad de dinero que deseo, puedes ver el video en el contenido secreto.