Hace 4 años, cuando estaba buscando, cuales eran los mejores negocios para invertir, me topé con una larga lista de posibles grandes oportunidades.

Para serte sincero, no pensé encontrar tantos modelos de negocios que, según quien me los presentaba eran los mejores.

Como decía uno de mis maestros de medicina ´´No hay cosa más peligrosa, que un ignorante con iniciativa.´´

Bajo mi experiencia en ese momento (absolutamente ninguna en los negocios), cree una lista de todas las oportunidades que me presentaban, y de ella saque los mejores negocios para invertir mi tiempo y dinero. Luego de un año, no tenía ni un tan solo dólar.

¿Me mintieron? ¿Los negocios no eran buenos?

Por mucho tiempo pensé que sí.

Fue cuando mi primer mentor me apadrino y me enseño todo lo que sabía de negocios (bueno todavía sigo aprendiendo)

Aprendí que los mejores negocios para invertir, son los que tu creas con tu experiencia, tus acciones y la constancia.

Puedes tener un producto mediocre, pero si sabes construir un buen modelo de negocio o un sistema que venda ese producto, tendrás éxito. Ahora, puedes tener el mejor producto del mundo, pero sin un plan de acción o un buen sistema, jamás tendrás éxito.

Es cierto que, un porcentaje del éxito de un negocio esta estrictamente relacionado a la magnitud del mercado. Pero bajo mi experiencia, eso representa el 10% de tu éxito.

Hay emprendedores que han hecho mucho dinero, vendiendo piedras.

La clave para identificar cuáles son los mejores negocios para invertir, es primero invertir en ti, ya que TÚ serás quien convierta en rentable ese negocio.

Hay tantos modelos de negocio: multinivel, CPC, marketing de afiliados, dropshipping, ecommerce, forex, etc…

Yo conozco personas, que en todos esos negocios han hecho muchísimo dinero, y otros que no han hecho absolutamente nada.

¿Qué los diferencia?

Ellos han invertido constantemente, en aprender a realizar de forma efectiva y eficiente las siguientes acciones: Generar tráfico, convertir ese tráfico en contactos y luego convertir esos contactos a ventas.

En otras palabras, ellos se volvieron unos productores de resultados.