Hace mucho leí, que el objetivo del marketing es atraer la atención de las personas, no vender.

Por lo tanto, si en tu estrategias de marketing online tienes incorporada la acción vender, estas a tiempo de quitarla.

Ya lo he dicho antes. Nosotros somos una raza muy rara, no nos gusta que nos vendan, pero si nos encanta comprar.

Por eso, tu trabajo no es venderles a las personas, sino crear ese deseo de comprar.

Es ahí, donde tus estrategias de marketing online van a marcar la diferencia, si te compran o no. Por esta razón, es que deseo compartirte los 3 errores fatales que yo cometí, para que no te pase lo mismo.

Error numero 1: Crear contenido sin alma.

Las estrategias de marketing online más estériles que he podido ver, son las que basan su contenido de valor en algo que no tiene vida, objetivo, ni alma.

Recuerda que las personas compran por emociones y están buscando solucionar un problema.

Conviértete en esa persona que cambiara su vida, crea contenido que conecte con esa persona y para ello tienes que identificar su dolor, sus problemas y motivaciones.

Error numero 02: No aplicar el email marketing o mandar correos basura.

¿Cuántas personas estas integrando en tu lista de contactos cada día?

Mínimo deberías responder 20 personas al día, aunque lo recomendable es 100 contactos diarios.

Otra pregunta importante es… ¿Qué información le estas enviando a estas personas?

Las estrategias de marketing online que no incorporan o realizan mal el email marketing, tiene un porcentaje del 75% de fracasar.

Tus campañas de email marketing, tiene que ir con el objetivo de crear confianza, credibilidad y autoridad. Luego puedes preocuparte por recomendar.

Error numero 03: Depender de un solo medio de difusión.

Has escuchado el término ´´Facebookismo´´. Muchas estrategias de marketing online basan todo su esfuerzo en estimular la atención de las personas, a través de esta red social.

Grave error. No puedes depender de una sola fuente de difusión y más cuando tú no eres el dueño de la misma.

Identifica donde está tu cliente ideal y a través de las redes sociales o medios de difusión, llévalos a tu sitio web. Recuerda siempre optimizar tu sitio web para capturar las visitas, ya sea por correo o por un pixel de seguimiento.